1. Representar a sus asociadas ante cualesquiera poderes, organismos e instituciones, públicas y privadas, de ámbito nacional e internacional, en cuantas cuestiones se refieran a la salud mental de los ciudadanos.
  2. Organizar reuniones, congresos y actos similares para el estudio de cuantas cuestiones afecten a la salud mental de los ciudadanos.
  3. Realizar un puntual seguimiento de la legislación que afecta a las personas con trastorno mental, liderando las actuaciones que procedan para promover cuestiones de lege ferenda.
  4. Impulsar y participar en actividades de investigación y prevención referidas a la salud mental de los ciudadanos.
  5. Prestar asesoramiento técnico y jurídico a sus asociadas.
  6. Coordinar la acción de sus asociadas.
  7. Obtener recursos financieros destinados a sus propias actividades y funcionamiento o a las actividades promovidas por sus asociadas.
  8. Elaborar programas conjuntos con sus asociadas para el cumplimiento de sus fines.
  9. Promover la creación de una oficina para la defensa de los derechos e intereses de las personas con trastorno mental.
  10. Promover y coordinar actividades de publicidad, formación y difusión en relación con la promoción de la salud mental.
  11. Participar y promover medidas conjuntas o “plataformas” contra el estigma, así como apoyar y coordinar las acciones a tal fin impulsadas desde sus entidades asociadas.
  12. Liderar la investigación y promoción de medidas que promuevan la recuperación de las personas con trastorno mental.